Derribando mitos

Tire abajo sus prejuicios

Como ocurre con todos los colectivos sobre los que no existe información suficiente, se adjudican sobre las personas con discapacidad visual y su capacidad laboral una serie de preconceptos que no tienen ningún asidero en la realidad. En este rincón cada semana se reproducen 2 prejuicios frecuentes que hemos encontrado en los empleadores para contrastarlos con la realidad.

Algunos mitos

Ubicar una persona ciega como trabajador de mi empresa me costaría el triple que si en ese mismo cargo tomase a un funcionario sin problemas visuales.

FALSO: No se requieren grandes modificaciones para adaptar el cargo a una persona con deficiencias visuales; Por ejemplo, si se fuese a ubicar a la persona ciega en un cargo de corte administrativo, simplemente instalando en una computadora un programa lector de pantalla se asegura el manejo total de ese PC. Tampoco es compleja la adaptación del lugar de trabajo y su entorno, dado que las personas ciegas y con baja visión cuentan con una rehabilitación que les permite moverse con fluidez por todos los ambientes, realizando pequeñas adaptaciones. Hoy en día, las personas ciegas ofrecen un bagaje de capacitación y motivación al mercado laboral que puede ser capitalizado por cualquier empresa sin costos de formación.

Para cualquier tarea que se le imponga, la persona con problemas visuales será más lenta.

FALSO: Si bien no es posible que una persona ciega se mueva a la velocidad que permite la vista en algunas tareas, puede desarrollar muchas labores a igual ritmo que una persona sin problemas visuales. Esto es posible en tareas manuales en que se ha desarrollado automatismo o en funciones administrativas que implican el manejo de un PC. Una persona con deficiencias visuales puede manejar un computador a una velocidad superior a una persona que no las posee, por prescindir del mouse, que supone una acción de coordinación visomotora compleja y lenta.

No desperdicie la oportunidad de acceder a un recurso humano capacitado y especialmente motivado para la labor. Reciba más información.