Área de texto

Comunicamos: Nuevo Reglamento del BROU

Estimadas amigas y amigos:

Con gran satisfacción nos comunicamos por esta vía para contarles la aprobación del nuevo reglamento de trámites y gestiones en el Banco de la República, que toma en consideración las dificultades que las personas con discapacidad visual hemos tenido al momento de realizar trámites bancarios en esta entidad financiera.

Este cambio es fruto de un trabajo coordinado entre la División de Derechos Humanos del Ministerio de Educación y Cultura, el Departamento de Responsabilidad Social del BROU y nuestra asociación.

Luego de muchas reuniones de trabajo durante el año pasado, el 27 de diciembre de 2012 el Directorio del Banco aprobó el nuevo reglamento, documento que lo pueden descargar desde aquí.

En síntesis, con estas modificaciones nos permiten realizar todas las gestiones necesarias sin tantos inconvenientes como hasta ahora hemos tenido.

Para simplificar la explicación de este reglamento, hemos elaborado con un grupo de compañeros de la institución una serie de preguntas y respuestas para intentar ponernos en cada situación que se pueda presentar, sabiendo que pueden existir muchas dudas más para las cuales nos ponemos a las órdenes para seguir evacuando.

A continuación vienen las preguntas y respuestas frecuentes que hemos elaborado:

• Qué cambia?

Desde enero de 2013 rige una modificación en el Artículo 1776 del Reglamento interno del Banco República del Uruguay, modificación que facilitará depósitos, retiro de fondos y cobro de giros por parte de personas ciegas o de baja visión en ese Banco sin necesidad de contar con un apoderado legal. De esta forma, se atiende el derecho de la persona ciega o con baja visión de manejar por sí mismo su dinero.

• Puedo retirar desde ahora personalmente dinero de mi cuenta en el BROU?

Sí. Si la suma es menor de 14.183 unidades indexadas, unos $ 36000 a marzo de 2013, bastará con asistir junto a un testigo, el que certificará que se ha entregado esa suma con su firma, aclaración de firma, número de Cédula y domicilio.

• Debo ir necesariamente entonces al Banco con otra persona sin discapacidad visual que oficie de testigo?

No. Si el cliente ciego o de baja visión no puede o no quiere ser acompañado por otra persona al Banco, podrá de todas maneras realizar la operación. Simplemente deberá solicitar que ésta sea supervisada por el Gerente de la Dependencia, el funcionario que cumpla su función si éste no está presente, o quien éste designe bajo su responsabilidad.

• Qué pasa si quiero extraer una suma mayor a esa?

Por sumas mayores al importe indicado más arriba, la operación se verificará con la certificación notarial de firma del cliente ciego o de baja visión.

Esto significa que la operación se realizará bajo la supervisión de un profesional escribano. Para ello, el funcionario del Banco acordará con el cliente con discapacidad visual el día y hora para la operación respectiva, a efectos de convocar al Escribano que realizará esa certificación.

• Qué demora puede haber entre esta coordinación y que se efectivice la operación?

Depende de si la Sucursal del BROU elegida tiene o no Escribano residente. Caso que no, será necesario que el funcionario coordine la asistencia de este profesional a la sucursal, aunque tal coordinación, se estima, no implicará más de algunos pocos días.

• Qué costo tendrá para mí la intervención del Escribano?

Ninguno. El Escribano será designado por el Banco, y será el Banco el que pague a este profesional el honorario respectivo cuando corresponda.

• Habitualmente opero a través de un apoderado, este cambio afecta esto?

Para nada. La persona ciega o de baja visión podrá actuar a través de su apoderado designado por escritura pública o por documento privado con firma certificada por Escribano exactamente de la misma manera en que lo venía haciendo hasta ahora.

• Cambia algo para pedir tarjetas de crédito y abrir cuentas en el Banco?

Sí, y para bien. Muchas operaciones hasta ahora no podían hacerse sino a través de un apoderado. Desde ahora, el cliente ciego o de baja visión podrá suscribir personalmente el documento de que se trate, con la única condición de que asista acompañado de un testigo que también sepa firmar. Si no puede o no quiere asistir acompañado de otra persona, la operación se podrá realizar de todas maneras, supervisada por el Gerente de la Dependencia, quien cumpla dicha función en su ausencia o quien éste designe. El funcionario deberá dejar constancia de que se ha leído el contenido del documento en presencia del cliente con discapacidad visual y del testigo y de que el primero se da por enterado de su contenido.

Esperando reciban este nuevo logro, obtenido gracias al trabajo y esfuerzo conjunto de todas las partes involucradas, con la alegría y la satisfacción de ir alcanzando la igualdad en oportunidades y obligaciones que perseguimos día a día; deseando a su vez puedan hacer usufructo de esta nueva reglamentación que nos acerca a la autonomía e independencia que tanto perseguimos, nos despedimos afectuosamente:

Comisión directiva de UNCU